Un blog que es un regalo

Es curioso que el primer post que se pueda leer en un blog no esté escrito por su propietario ¿verdad? Pues hasta en esto preveo que nos encontramos ante una bitácora fuera de lo común.

La propietaria, que será quien les atienda a partir de ahora, ni siquiera sabe aún de la existencia de este pedazo de Internet que he puesto a su nombre.

Hablando de nombres me imagino que te estarás preguntando de dónde viene el del propio blog. Evidentemente tiene una historia y una razón de ser, pero lo dejaré aquí para que te lo expliquen más adelante.

Yo soy Miguel, pero eso no tiene importancia más allá del hecho de ser el impulso para que este blog arranque. Sí, yo me he ocupado de la parte prosaica del asunto, la configuración de la página, el hosting… pura mecánica. Desde este momento, ceros y unos quedan a la merced de de la creatividad y la sensibilidad de Mon que, tengo la absoluta certeza,  os dejarán con la boca abierta más de una vez.

Este blog no es un regalo, en realidad se trata de dos. El primero se lo hago yo a ella y tiene poco valor, pero el segundo es mucho más importante, porque lo es para todo aquel que caiga en estas páginas construidas con el mundo de Mon que es una materia prima impagable.

Montse, te toca.

Un blog que es un regalo
5 (100%) 1 vote

Yo sólo paso por aquí a asegurarme que nadie pise un cable. De todas formas a veces me animo con un post.

7 comments On Un blog que es un regalo

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer